Tienes un sueño?

¿Tienes un sueño? Sigue adelante

Si tienes un sueño y un objetivo con claridad. No importa lo que los demás digan. Sigue adelante

A veces cuando compartes tus objetivos y sueños con otras personas, estas personas te dicen……. que si te falta alguna cosa, que si no estás capacitada, que si deliras o que otros ya lo han intentado y no lo han conseguido, y una de las que más me gusta” eso es muy difícil de conseguir”.

Si haces caso a todas estas ideas negativas,  no podrás conseguir tu objetivo. Intentan destruir tus sueños. La mayoría de las veces estas personas no se dan cuentan de lo que intentan hacer contigo. Solo lo hacen o bien porque quieren conseguir algo para su beneficio, o bien porque te están hablando de sus propias limitaciones, carencias y miedos sin saberlo.  Eso surge de la parte de carencia de esa persona que te lo está diciendo, no de ti. Pero si tú te sientes mal con esa situación, y además desistes de tus sueños permitiendo que las limitaciones de otr@s te influyan, también hay algo de ti como aprendizaje en tu vida.

Hay que aprender a diferenciar lo que es tuyo y lo que es del otro. Que al final, si te afecta, también es tuyo.

También hay que tener en cuenta que si atraes a esa persona a tu vida, tú también tienes esa parte de carencia en algún lugar de tu interior.

Si no te produce ningún movimiento interno y puedes reconocer la actitud, probablemente ya lo hayas trabajado y aprendido en otra ocasión y simplemente son las últimas pruebas para que tú ya te des cuenta de que es algo superado. Es como cuando aprendes un camino nuevo de tu casa al trabajo, al principio es posible que te confundas, pero con el tiempo reconoces el camino equivocado, sin confundirte, puedes pasar por delante de él, ¡¡sonriendo!! al recordar cómo te equivocabas

Tienes que observarte y meditar sobre dónde está en ti. ¿En tus actitudes, en tu pensamiento, en tus creencias? Sobre todo palabra y pensamiento son buenas guías para que lo puedas ver afuera en ti, cuando vives la situación y reconocer donde está

Una vez que lo reconozcas, simplemente maneja tú misma tu pensamiento. De la misma forma que creas un pensamiento negativo creas un pensamiento positivo.

En realidad es el mismo trabajo, la diferencia está en que para los pensamientos negativos y de carencia nos han programado desde pequeños sin que nos demos cuenta  de una forma más habitual, con pensamientos de miedo, carencias, etc. etc,  dependerá mucho en que entorno familiar creciste. También tenemos pensamientos positivos programados pero en menos cantidad. Probablemente hay programados negativos, porque en realidad es la mejor forma de tener dominadas a las masas. A través de que se sientan insatisfechos y con miedos. Y de eso ya se ocupan a través de los medios como la publicidad, los informativos, o la educación con su competencia, sus exámenes, y etc, etc.

Pero cuando algo no funciona en tu vida, es porque hay algún pensamiento negativo escondido sobre ti. “ No puedo”, “no soy capaz”, “Necesito a los demás”, etc, etc, etc…..Si lo localizas la tarea ya es fácil. Existen muchas herramientas que tenemos los terapeutas para poderlos localizar y que te pueden ayudar para que sea más fácil y más rápido. Si así lo deseas

 

Por ejemplo:

Para localizar el pensamiento negativo: En este caso utiliza tu mente en su parte más lógica, siempre será tu propia lógica y más analítica. Colócate en el papel de ser tu propia observadora. Y sobre todo observa tu cuerpo, él siempre te dará la pauta de si está bien para ti o no, hasta el punto de enfermarse cuando  es que no.

Puedes ver y observar los comportamientos y actitudes de tus padres y personas más cercanas a ti:

¿Dónde están sus pensamientos más limitantes?.

¿Dónde están los pensamientos de carencia?.

!!Observa tu entorno¡¡¡. ¿Dónde vives, con quien vas? ¿Qué haces en el día a día?, ¿cuáles son las actitudes de tu entorno en diferentes situaciones y cuáles son las tuyas?.

¿Cómo te expresas? generalmente ante situaciones adversas.

RECUERDA: LA PALABRA ES LA LEY EN TU VIDA.

TU LA PROCLAMAS CUANDO LA PRONUNCIAS.

Cuando estamos hablando, estamos decretando.

¡¡Y el Universo cumple tu ley sin preguntar!! Ya que tiene la misión de actuar por vibración. Por la vibración que tú y yo emitimos. Él no se plantea si es negativa o positiva, eso es nuestra responsabilidad. El universo simplemente te lleva al lugar donde tú le has dicho que quieres estar.

De forma que tú le hablas, le piensas y estás emitiendo una vibración que llegará a una frecuencia (algo así como una emisora de radio, que funciona por frecuencia y ondas).  Eres siempre tú, quien le vas a vibrar al Universo, en donde estás y donde quieres llegar en frecuencia.

Porque tú eres la que creas, desde el pensamiento, desde el sentimiento, desde la palabra.

 Tú eres La Creadora de tu vida. Y el Universo lo sabe, al parecer mejor que nosotros mism@s. Y responde. El solo sigue la Ley. Nosotros aún estamos recordándola.

Pero vamos por buen camino, cada uno a su ritmo y eso hay que respetarlo. No es menos el que va más lento, ni llega más tarde. A veces el más lento es el que llega mejor y se mantiene para siempre.  Y el que va más rápido se pierde el paisaje y el disfrute de su sabiduría y en consecuencia no valora el esfuerzo de  hacer las cosas despacio con todos sus sentidos puestos en lo que hace.

Yo lo llamo meditación en acción, porque estas saboreando cada minuto y cada segundo de lo que haces y si a eso le añades amor y pasión. Es el cóctel perfecto para llegar al éxito de cualquier cosa que emprendas.

Dicen que las cosas buenas y grandes se construyen poco a poco.

Que nadie te haga sentir que por ir más lento eres más tonto, o tienes menos interés en lo que haces. Bajo mi punto de vista es todo lo contrario.

 

Hay personas que comienzan muy rápido y terminan muy rápido y es como un globo que se hinchan y se deshinchan.

 

Si, en cambio hay que ser coherentes entre lo que pensamos, lo que hacemos y lo que decimos.

Si queremos conseguir nuestros objetivos, debemos mantenernos con coherencia y perseverancia en esa intención que nos llevara al máximo de nuestro éxito en lo que proyectamos en nuestra vida. Aprendiendo para ello y experimentando con los 5 sentidos, que es el camino de la vida. No podemos caminar sin ver por dónde.

Hay que saber desde donde quiero comenzar, y donde quiero llegar. Y dejarle el “por donde” al universo, ya que ese es su trabajo.  Debemos aprender a ver y observar sus señales y simbolismo a través de la percepción, la intuición y el corazón.

Aprender el simbolismo del Universo, nos enseña a ver las señales que este nos pone en el camino, hasta llegar a nuestro objetivo, al mismo tiempo aprendemos a confiar y agradecer.

Es parecido al simbolismo del cuerpo, cuando aprendemos como nos habla a través de los síntomas podemos cambiar nuestra vida, hacia una vida más positiva, plena y llena de salud y aprendizaje con conciencia.

Ser muy éticos con nosotros mismos y con los demás. No te engañes y no engañes. Porque si engañas el Universo te traerá engaño a tu vida, ya que es lo que está vibrando en ti. Y cuando digo engañar me refiero a engañar premeditadamente, a veces nos engañamos a nosotras mismas y eso provoca sensación de engaño también a los demás, aunque no sea esa nuestra intención. Pero el universo con su vibración también se ocupa de eso.

Hay que tener una cosa muy clara….El Universo es perfecto y nosotros también. Por eso el responde a nuestra vibra a la percepción.

Y eso también es Ley: La ley de la vibración y la frecuencia que es una de las 7 Leyes a través de las que opera el Universo

 

 

Así que si tienes un sueño ve a por él, con claridad, integridad y coherencia, buscando las herramientas que necesites, las ayudas y lo que tú sientas.

Pero no te dejes influenciar por las carencias y los miedos de los demás. Quizás te equivoques en el camino, o quizás en la forma o quizás sea todo sencillo y exitoso. Pero sea como sea es tu sueño y si eres capaz de crearlo en tu mente solo te queda manifestarlo en tu vida.

SE FELIZ!!

TE ABRAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.